el diccionario alemán - español

Deutsch - español

gegen español:

1. contra contra


En varios países, fumar o comprar cannabis va contra la Ley.
Niñas contra niños.
Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.
Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.
Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.
Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.
Cristóbal Colón peleó una vez contra Cancerbero, el guardián de tres cabezas del inframundo, con nada más que su sombrero.
Cuando se marchó la jefa, los empleados se quedaron en silencio oyendo los taconazos que daba contra el suelo, para asegurarse de que realmente se había ido.
Aquí hay una terrible humedad en verano, y por contra los inviernos son secos.
Estas leyes contra el uso exagerado de los móviles nos protegen un poco, pero sigue siendo fundamental impulsar una política de buenas maneras, y educar a los jóvenes para que estén con otras personas y se comuniquen directamente sin ningún instrumento.
Algunos médicos están a favor de la eutanasia, mientras que otros creen que va contra el juramento hipocrático.
Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
Una vez, Cristóbal Colón se enfrentó en un debate contra el Celta Divino. Dicha contienda se convertiría en la única que perdió Colón.
Vamos, hijo. ¡Deja de pelear contra las fuerzas del mal durante diez minutos y ven a cenar!
Una vez, cuando fui a la casa de mi amigo Kawai, éste disparó una pistola. Pensó que no estaba cargada y me apuntó a la boca, pero lo estaba y la bala rozó mi oreja antes de impactar contra el armario.